viernes, 8 de noviembre de 2013

Seguridad, el tema recurrente

Seguridad, el tema recurrente

Por: © Luis Miguel Rionda ©

Publicado en:
ZonaFranca.mx Milenio León
http://15diario.com/hemeroteca/15diario/hemeroteca/2013-11-15/rionda15.html
eslocotidiano.com


Mis pocos lectores me deben perdonar por hacer reseñas frecuentes sobre los eventos académicos en los que participo. Mi oficio profesoral me obliga a compartir estas actividades universitarias, que juzgo importantes como ejercicios eruditos sobre temas de interés para nuestra sociedad. Por eso, comento que el día de ayer 7 de noviembre se desarrolló en la ciudad de Guanajuato un foro nacional dedicado al tema de “Estructura social y seguridad”, a iniciativa de la rectoría del campus local de la Universidad de Guanajuato. En 19 mesas de trabajo y un panel, con un promedio de cinco participantes en cada uno, académicos locales, nacionales y extranjeros desbrozaron la cuestión de la seguridad ciudadana –concepto más amplio que el de “seguridad pública”¬- desde muy diferentes puntos de vista: juventud, organizaciones, política, ciudadanía, grupos vulnerables, etcétera.

Fue un día muy intenso, que comenzó con la conferencia inaugural del académico catalán doctor Manuel Ballbé Mallol, con su interesante exposición sobre “Seguridad humana: una visión diferente”.

No me extrañó que esta actividad haya partido de la iniciativa del rector del Campus Guanajuato, el doctor Luis Felipe Guerrero Agripino, siendo él mismo un destacado abogado penalista experto en temas de seguridad ciudadana, como lo ha evidenciado en su desempeño profesional y en las publicaciones que ha alumbrado. Él ha sido sensible hacia un ámbito tan complejo de la vida social como lo es la seguridad en vidas y bienes de las personas, tan afectado en tiempos recientes por la eclosión de la violencia social y criminal de la última década. Nunca se harán suficientes esfuerzos por conocer y analizar los intríngulis de esta problemática que ha significado un trauma nacional, y que ha marcado a toda una generación de mexicanos, que ya han perdido la capacidad de vivir con tranquilidad y confiar en sus semejantes. Gran parte de las ciudades y el campo mexicanos viven la angustia de la inseguridad, con el miedo a ser víctimas de delincuentes cada vez más jóvenes y crueles.

En Guanajuato, los feminicidios y la criminalidad común están al alza, aunque las autoridades se esfuercen en negar lo obvio. Reconozco que todos partimos de percepciones subjetivas para explicar una realidad que por lo nueva es todavía ignota. Hacen mucha falta muchas cosas para poder revertir esta tendencia, entre ellas la moralización y profesionalización de las corporaciones de seguridad y de procuración y administración de justicia. Pero aquí quiero destacar la que compete a la comunidad académica: realizar trabajo de investigación social, legal y criminológica sobre este asunto, con fundamento en metodologías científicas y la aplicación del método comparativo, para tomar perspectiva y generar conocimiento que pueda ser aprovechado por los tomadores de decisiones y diseñadores de políticas públicas.

En la mesa que coordiné, sobre las organizaciones políticas y la seguridad, participaron algunos colegas que destaco por mi cercanía personal: el maestro Rodrigo Martínez Sandoval, quien nos visitó desde Tijuana, es un reconocido erudito en temas de políticas públicas y educativas, además de una amplia carrera como servidor público. También nos acompañó el doctor Luis Lauro Garza, de la Universidad Autónoma de Nuevo León; académico prestigiado, editor y periodista, y como don Rodrigo también es un amplio conocedor de la dinámica que afecta la frontera norte.

Los locales fuimos tres: los doctores Juan Antonio Rodríguez, director del Departamento de Estudios Sociales del Campus León de la UG; el doctor Alex Caldera Ortega, coordinador de Desarrollo Académico del mismo campus, y el que escribe estas líneas. El primero es estudioso de las élites empresariales del centro de México, y el segundo es experto en políticas públicas. Ellos expusieron un trabajo relativo a la seguridad ciudadana en Aguascalientes y Guanajuato.

A mí me tocó exponer un análisis sobre cómo abordan esta temática los tres principales partidos políticos en sus documentos básicos, donde encontré contrastes interesantes: con muy diferente grado de amplitud y profundidad, cada partido se define sobre la seguridad en sus declaraciones de principios y sus programas de acción política, pero impacta cuando comparamos sus dichos con sus hechos; el PAN, por ejemplo, es el más escueto en sus documentos, pero fue el partido que encumbró al presidente que más atención y recursos le ha dedicado al tema de la seguridad.

El PRD, en cambio, es el más prolijo y más concreto, pero fue incapaz de resolver la situación de violencia e ingobernabilidad en Michoacán, y ha sufrido para mantener bajo control el escenario de violencia en el Distrito Federal. El PRI, en una situación intermedia en sus declaraciones de acción y principios, tiene ahora el reto de recuperar la seguridad perdida sin caer en excesos represivos o en silencios demagógicos ante la crisis que aún se vive en gran parte del país. En fin, que cada uno de los participantes en el foro buscamos aportar un grano de arena a la reflexión necesaria sobre una materia tan enredada como dolorosa.


No hay comentarios.: